23 marzo 2013

Comportamiento seguro


"El comportamiento seguro" es la aplicación sistemática de la investigación psicológica sobre comportamiento humano a los problemas de seguridad en el lugar de trabajo (Cooper D., 1999).

Fundamentalmente, es un medio para obtener mejoras adicionales en la seguridad a través de la promoción de comportamientos seguros en todos los niveles en el lugar de trabajo. Sin embargo, no es un sustituto de los enfoques importantes y tradicionales de, por ejemplo, estrategias de evaluación de riesgos y la aplicación de "lugar seguro" o "persona de confianza", sino que añade una nueva dimensión al enfatizar el involucramiento y la responsabilidad personal del empleado. Es una progresión natural de la gestión de la seguridad de:

• El enfoque primitivo altamente regulado y disciplinado a la salud y seguridad de la legislación prescriptiva y el castigo, a través de
• la gestión de los sistemas de seguridad que la mayoría de las organizaciones han estado operando por algún tiempo; a
• un sistema que reconoce a los empleados como seres humanos maduros con un genuino interés en su propio bienestar, que contribuyan mejor cuando pueden ver que ellos mismos pueden tener una influencia en su propia seguridad.
A fin de lograr esta transición, es necesario cambiar la "cultura" y actitudes de todos los niveles de la organización, un proceso que no logra resultados rápidamente.

Las técnicas conductuales de seguridad se basan principalmente en la observación, la intervención y la retroalimentación como un medio para cambiar el comportamiento. Incorporan un número de características como:
• Identificación de los comportamientos que podrían contribuir a, o han contribuido a los accidentes;
• un sistema de continua observación y retroalimentación (intervención), y
• el uso de la información obtenida para identificar las acciones correctivas.

Programas conductuales de seguridad

Según Sulzer-Azeroff y Lischeid (1999), un programa de seguridad conductual debe comprender un número de elementos esenciales:
• La participación  significativa de la fuerza laboral;
• la focalización de determinadas conductas de riesgo;

• la recopilación y registro de datos de observación mediante un seguimiento de igual a igual (personalizado);
• los procesos de decisión deberán estar basados solamente en datos;
• una intervención sistemática y programada de observación;
• el suministro de información periódica y focalizada sobre el desempeño de seguridad en curso;
• personal de todos los niveles del personal involucrado;
• apoyo continuo, demostrable y visible de la gerencia y los supervisores.

La ejecución de un programa de seguridad conductual debería tener lugar en un número de etapas claramente definidas.
1. Obtener la participación y el compromiso de los trabajadores a través de consulta, el debate y la difusión de información sobre lo que seguridad conductual implica, lo que significa para ellos y lo que ellos esperan hacer para que el sistema funcione en conjunto con la gerencia.
2. Instalación de un equipo de proyecto o comité directivo para aplicar y supervisar los avances en el desarrollo del programa.
3. El análisis de los accidentes recientes y sus registros para identificar a los comportamientos inseguros que son responsables de la mayoría de los accidentes en la organización.
4. Desarrollar listas de verificación que incorporen los comportamientos identificados en el punto anterior.
5. Capacitar al personal de cada grupo de trabajo en las técnicas de observación mediante el suministro de información a las personas interesadas.
6. Establecer una línea de base, es decir, supervisar el comportamiento en el lugar de trabajo por un período de, digamos 4 semanas, para determinar los niveles promedio actuales de comportamiento seguro en cada departamento o área de trabajo.
7. Establecer con cada departamento o grupo de trabajo de un objetivo de mejora de seguridad, usando su medio base como el punto de partida para comparación.
8. Monitorear el progreso sobre una base diaria y proporcionar información detallada a cada departamento o grupo de trabajo sobre una base semanal.
9. Revisar las tendencias de rendimiento para identificar los posibles obstáculos a las mejoras.
10. Proporcionar información, a través de sesiones informativas, sobre el éxito o fracaso del programa a intervalos regulares, en busca de las opiniones, recomendaciones y las opiniones de todo el personal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...